lunes, 19 de febrero de 2024

Trastornos de la conducta alimentaria: una realidad que no debemos ignorar

Cada 30 de noviembre, en Argentina y el mundo, se conmemora el Día de la Lucha contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA). La autora reflexiona sobre la importancia de la prevención y detección precoz de estos padecimientos como así también buscar evitar la estigmatización y el exceso de juicios sociales.

Los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son enfermedades complejas que van más allá de cualquier corporalidad, más allá de su peso. Suelen darse más en mujeres que en hombres.

En Argentina, entre el 10% y el 15% de la población manifiesta algún trastorno alimentario, cifra preocupante, que se incrementó después de la pandemia. De esa totalidad, el 90% son mujeres y el 10% hombres. Luego de Japón, Argentina es el país con más casos de trastornos alimentarios a nivel mundial.

En la mayoría de los casos, estos trastornos se desarrollan en la pubertad o preadolescencia, cuando la persona comienza a desarrollar otro tipo de rasgos corporales distintos a los que tenía. Sin embargo, también pueden desarrollarse en la adultez.

Los TCA se caracterizan por un sentimiento de culpa al comer, sumado a factores psicológicos, familiares, culturales, sociales y del entorno. Para llegar a desarrollar un trastorno alimentario, existen varios factores, pero generalmente se da por mandatos sociales y familiares, dietas de moda para bajar de peso, el entorno y la cultura en la que esa persona vive.

Los trastornos de la conducta alimentaria tienen en común una alteración en la corporalidad de aquella persona que lo padece. Nunca se sienten conformes con su cuerpo. Las formas que suelen repetirse en estos casos son el método de compensación, cuando el sentimiento de culpa aflora. Esto significa sentir que se comió mucho en una sola comida y «compensarlo» no comiendo en la próxima comida, restringiendo alimentos o gastando esa

cantidad de comida haciendo mucho ejercicio o provocándose el vómito. También es común la obsesión por el control del peso al ver su imagen corporal, así como también distorsión de la misma, miedo a engordar.

Las palabras pesan y lo no dicho también tiene un impacto en este tipo de cuestiones. Muchas veces, lo que no se puede decir, sirve como mecanismo para usar la comida como herramienta para canalizar lo que no me atrevo a decir sea por miedo, inseguridades o el qué dirán.

En Argentina, la Ley N° 26.396 incorpora los TCA para el diagnóstico y tratamiento mediante un profesional de la salud idónea en el tema que pueda asesorar a aquella persona que lo necesita. A través de la difusión y hacer visible estas temáticas, promovemos una calidad de vida mejor a la persona que padece el trastorno, así como también, formar una red de contención y ayuda mediante un equipo interdisciplinario de salud que sepa entender al entorno y consultante.

*Victoria Nuñez es Lic. en Nutrición Victoria Nuñez y está matriculada en el Colegio de Nutricionistas de la Provincia de Buenos Aires.

Fuente: Télam   

Puedes ver

Tensión en un geriátrico de Córdoba: Varios abuelos intoxicados tras un incendio

Un incendio cuyas causas se tratan de establecer se desató en la noche del viernes en un geriátrico ubicado e nas calles General Bustos y Lavalleja, en el barrio Cofico de la ciudad de Córdoba.

Los Bomberos de la Policía extinguieron el foco después de socorrer a los abuelos que estaban en el interior del edificio.

Servicios de emergencias asistieron a los residentes del geriátrico y a dos efectivos de Bomberos, diagnosticándoles intoxicación por inhalación de monóxido de carbono.

Cuatro adultos mayores fueron trasladados a distintos nosocomios y dos policías al Policlínico Policial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *