lunes, 17 de enero de 2022

Menor de cinco años murió atropellada a pocos kilómetros de Vichigasta

El trágico siniestro ocurrió este martes a la medianoche por Ruta 74 km 1168, Finca VG, a 7 kilómetro. La menor de cinco años fue trasladada al hospital de Vichigasta, y luego a Chilecito, pero en la ciudad de Nonogasta la pequeña no tenía signos vitales.

Según informaron que por Ruta 74 km 1168, Finca VG, a 7 Km al sur del Puesto Caminero. El señor Carlos Ezequiel Paz de 32 años, se trasladaba en una camioneta Marca Toyota Hilux de acompañado de su esposa, Celia Blanco de 32 años y de su hija menor de 5 años.

Paz lo hacía controlando el sistema de riego de la mencionada finca y en un descuido la menor se baja del rodado ya que lo hacía en la caja y al no percatarse de esta situación emprendió la marcha de la camioneta y atropelló a la menor.

De inmediato la trasladaron al Hospital de Vichigasta, la médica de Turno Dra. Micaela Sanduay decidió trasladarla en ambulancia de urgencia a Chilecito y al hacerlo en la ciudad de Nonogasta la menor no tenía signos vitales. Allí determinaron darle conocimiento a la autoridad policial de la situación.

 De esa manera personal policial se aboco a recabar información e ilustrarlo al Juez en turno Dr. Carrizo Alberto quien dio las directivas de; fotografías en el lugar del hecho, secuestro del vehículo, examen de Alcoholemia, y traslado de cuerpo a la morgue ( Chilecito) en horas de la mañana le realizaran Diligencia de Autopsia.

Cabe destacar que el personal de Seguridad Vial realizo test de alcoholemia a Paz arrojando resultado negativo. Personal Bomberos Voluntarios trasladaron el cuerpo sin vida, hacia la morgue del Hospital Eleazar Herrera Motta.

La doctora Sanduay, al momento de recibirla se la encuentra inconsciente con traumatismo toráxico y abdominal acompañado de nariz boca y oído, sin signos vitales. Al parecer la menor habría perdido la vida en el lugar del accidente.

Puedes ver

Preocupación por falta de agua en Chepes

 La situación se replica en varios barrios de la ciudad, donde se registra la falta de presión para que el vital elemento llegue a los tanques de las viviendas. Desde el municipio aún no dieron explicaciones por la situación.

Ante la ola de calor que pega duro en todo el país y en la provincia, la situación se agrava aún más en la zona de los llanos riojanos, donde los vecinos además padecen la escasez de agua.

Según pudo conocer, este problema afecta a una buena porción de los habitantes de la ciudad de Chepes, cabecera departamental de Rosario Vera Peñaloza.

Los problemas vienen desde diciembre, pero se agravaron en el presente mes, donde la poca presión es moneda corriente en la mayoría de los barrios, por lo que el vital elemento no llega a ser almacenado en los tanques de agua de las viviendas.

A pesar de la grave situacuión, desde el municipio aún no dieron explicaciones, y a esto se le suma los bajones y cortes de luz p

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *