lunes, 14 de junio de 2021

Las estatuas y monumentos, en la mira de los movimientos anti racistas del Reino Unido

Varias estatuas y monumentos fueron blanco de las protestas contra el racismo celebradas el domingo pasado en territorio británico que exigían justicia para George Floyd.

Los monumentos y estatuas en el Reino Unido son ahora objetivo del movimiento Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan), luego de que un grupo de manifestantes derribara durante el fin de semana la estatua del esclavista Edward Colston en la ciudad de Bristol en Inglaterra.

La estatua del comerciante de esclavos del siglo XVII fue blanco de una de las muchas otras protestas contra el racismo celebradas el domingo pasado en el Reino Unido que exigían justicia para George Floyd, asesinado por un oficial de la policía blanco en Estados Unidos.

Los manifestantes en la localidad del suroeste de Inglaterra derribaron el controvertido monumento de bronce erigido en 1895 en el centro urbano y lo hicieron rodar por las calles hasta tirarlo al agua en el río Avon.

Esto parece haber sido el puntapié inicial para una nueva forma de protesta contra el racismo en el país.

Los ciudadanos ya habían juntado miles de firmas reclamando al alcalde de la ciudad la remoción de una estatua de un comerciante de esclavos que traficó con más 80.000 esclavos entre hombres, mujeres y niños.

Hoy, cientos de estudiantes de la Universidad de Oxford se sumaron con una nueva protesta contra la estatua del imperialista del siglo XIX Cecil Rhodes.
 

Puedes ver

Terminó la cumbre de G7 con acuerdo sobre vacunas, China e impuestos a las corporaciones

Vacunar al mundo contra el coronavirus, refrendar un impuesto a los conglomerados empresarios y combatir el cambio climático, son algunas de las promesas realizadas por los líderes que encabezaron la cumbre, en medio de cuestionamientos de que los compromisos adoptados son insuficientes.

Los líderes del Grupo de los Siete (G7) prometieron este domingo donar 1.000 millones de dosis de vacunas del coronavirus a países de menores recursos y redoblar la lucha contra el cambio climático, refrendaron un impuesto mínimo universal a las grandes corporaciones y acordaron hacer frente a prácticas económicas “antimercado” de China.

Boris Johnson

El primer ministro británico, Boris Johnson, anfitrión de la cumbre de tres días del G7en el suroeste de Inglaterra, elogió el “fantástico grado de armonía” logrado entre el presidente de Estados Uni

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *