viernes, 24 de septiembre de 2021

La asombrosa historia del adolescente que anticipó su muerte en un video: su cuerpo sigue incorrupto y será beatificado por el Papa Francisco

Falleció en 2006, en Italia. Se dedicó a ayudar a los necesitados y a llevar la Palabra de Dios a través de internet. El 10 de octubre será beatificado, por un milagro atribuído a su intercesión, tras haberse comprobado la sanación de un niño brasileño gravemente enfermo. Vestido con jeans, zapatillas y campera deportiva, los restos del “ciberapóstol de la Eucaristía” se exhiben en Asís y pueden verse en vivo en la web para poder rezarle.

Carlo Acutis nació el 3 de mayo de 1991, en Londres, ciudad en la que -temporalmente y por cuestiones laborales- residían sus padres, Antonia Salzano y Andrea Acutis, ambos originarios de Milán. A los 6 meses y tras su bautismo- que ocurrió el 18 de mayo de ese año- se instalaron en Italia, donde este hijo único vivió hasta sus últimos días.

Con apenas 3 años y medio, Carlo le pedía a su madre ir a la iglesia “para saludar a Jesús” y recogía flores en los parques de Milán para llevárselas a la Virgen. Desde su niñez y en todos los sitios que visitó durante su vida, entró a cada una de las iglesias que pudo para rezar y así sentirse más cerca de Dios.

Su familia era católica pero no practicante. Su madre contó que sólo había ido tres veces a la iglesia: para su comunión, su confirmación y su boda. No obstante, una niñera polaca llamada Beata -devota de Juan Pablo II- le hizo descubrir la fe.

Con apenas 7 años, Carlo le pidió a sus padres que le permitieran tomar la Primera Comunión y así lo hizo. Luego, aseguró que la Eucaristía era su “autopista hacia el Cielo”.

El joven pertenecía a una familia de muy buen nivel económico y, desde su infancia, se preocupó permanentemente por ayudar a las personas más desfavorecidas. Volvía de la escuela, jugaba con sus amigos y pasaba tiempo con su familia -como cualquier chico de su edad- pero luego salía a repartir comida entre las personas que vivían en la calle. A diario, asistía a misa y rezaba el rosario. Fue voluntario en varios comedores sociales y guardaba parte de la comida de su plato para dársela a quienes realmente la necesitaban.

Se hizo conocido como “el ciberapóstol de la Eucaristía”, ya que se dedicó al catecismo de manera presencial, pero también de modo virtual, llegando así al corazón de muchos niños y jóvenes, a la vez que desarrollaba su pasión por el mundo de la informática. Incluso, lanzó un exitoso proyecto virtual relacionado con los milagros eucarísticos, dando testimonio de la fe a través de la generación de distintos sitios web y buscando la difusión masiva de los contenidos religiosos.

Carlo solía decir que le gustaba “vivir como un original, para no morir como una fotocopia” y que la única mujer de su vida era la Virgen María.

Puedes ver

Reino Unido debate entre el “trabajo flexible” y una semana laboral más corta

El plan en principio permitiría que todos los empleados del Reino Unido pidan trabajar desde sus casas o fuera de la oficina parcial o completamente, comprimir todas sus horas en solo unos días en la semana, cambiar la hora de inicio de trabajo, cortar en el medio o terminar más tarde.

La pandemia introdujo importantes cambios en la forma de trabajar de los británicos y, con la actual reapertura, el Gobierno de Reino Unido abre un debate público sobre si debe regular y convertir en la regla el llamado “trabajo flexible” -que permite cambiar los horarios o la oficina por la casa- o directamente acortar la semana laboral a cuatro días, mientras Escocia y Gales ya planifican o discuten programas pilotos para convertir esta última modalidad en una norma.

Después de mucho debate público, el tema se instaló de lleno en la agenda del Gobierno del primer ministro Boris Johnson y, por eso, este viernes será lanzada una enc

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *