jueves, 22 de febrero de 2024

Joven habría sido agredido en la calle y tuvo que ser trasladado al hospital

En la mañana de este sábado en el barrio Antártida 4, un joven de 22 años se encontraba tendido en la cinta asfáltica con graves traumatismos.

 Desde Bomberos Águilas de Acero informaron que alrededor de las 11:15 por Base Margarita entre pasaje Uspallata y Base Marambio asistieron a una persona que habría sido agredida.

El joven identificado como Sergio Raúl Ricardo Boba, de 22 años, se conducía en una motocicleta Yamaha 125cc, sin dominio, color roja y presentaba traumatismo de cráneo grave con laceraciones, traumatismo de tórax, traumatismo facial, traumatismo de miembro inferior izquierdo a la altura de la rodilla.

En el lugar trabajó bomberos, conjuntamente con el Servicio 107, a cargo del Dr. Yañez, para el traslado al Hospital Enrique Vera Barros. También intervino personal policial, a cargo del Comisario González de Comisaría Quinta.

El hecho

La ciudadana, Noemí del Valle Boba de Pizarro, manifestó que su sobrino se conducía en la moto que se encontraba junto al joven herido, y que llamó a la ambulancia para que lo asistan debido a que el mismo aducía que habría estado consumiendo bebidas alcohólicas en el barrio Argentino junto a otros jóvenes quienes lo habrían golpeado. Luego se fue hasta su casa y en la vereda  se desplomo. 

Al verificar el rodado resultó que este había sido sustraído en el día de la víspera, por lo que el hombre de apellido Boba estaría relacionado con hechos delictivos  que se investigan en comisaría Tercera y Segunda.

Puedes ver

Capital: Por un corto circuito se incendio parte del motor de un auto

El hecho sucedió en la mañana de este domingo por calle Jacaranda, del B° Daniel Elías. Una jovencita de 23 años que se trasladaba en el vehículo, notó que salía humo y llamas de la parte del motor. No se registraron heridos

La propietaria del vehículo, expresó que se trasladaban en el automóvil marca Ford Ka, color gris y lo hacía con un grupo de amigos; cuando empezaron a notar que salía humo de la zona del motor, rápidamente detiene la marcha del vehículo, descienden y comienzan a salir llamaradas de abajo del capot.

Gracias a la ayuda de vecinos, que vieron la situación, lograron sofocar el foco ígneo y no pasó a mayores riesgos, sin embargo, el vehículo sufrió daños en todo el cableado, como así también en gran zona del motor.

En tanto que los ocupantes del rodado, todos se encontraban ilesos.

(FOTO DE ARCHIVO EXCLUSIVAMENTE ILUSTRATIVA)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *