jueves, 9 de diciembre de 2021

Ingrid Grudke llegó con lo justo y pudo despedirse de su padre: “Lo ví y al día siguiente se fue…”

Ingrid Grudke viajó a Misiones en medio de la pandemia y pudo despedirse de su padre.

Hace pocas semanas, se conoció el dramático caso de Solange, la joven que falleció de cáncer en Córdoba sin poder despedirse de sus familiares. A raíz de esta situación se impulsó un proyecto de ley que garantiza, en tiempos de pandemia, el último adiós a pacientes terminales.

Esta noticia tuvo un fuerte impacto nacional por cómo se terminaron dando los hechos y, quizás, fue el disparador para que nunca, nadie más, pueda quedarse sin el derecho de despedir a un ser querido. En ese sentido, el caso de Ingrid Grudke con su padre resultó distinto, pese al drama que contó la modelo hace poco más de un mes…

En medio de las complicaciones que produce la cuarentena, la nacida en Oberá, provincia de Misiones, le había brindado una entrevista a De caño vale doble, el ciclo de Radio Rivadavia AM 630, en el que revelaba una situación personal que la tuvo muy angustiada todo este último tiempo.

“Lo que más me fastidia de la cuarentena es no ver a mis papás”, contó hace un mes en el programa conducido por Cecilio Flematti. Y agregó en aquel entonces: “Yo tengo a mi papá, que no es tan grande, pero está muy enfermo hace mucho tiempo y siempre tiene recaídas. Y está en momentos críticos, entonces me fastidia no poder ir a verlo, por lo menos acompañar a mi mamá. Porque mi papá tiene Alzheimer, no se acuerda de nada. Pero no poder verlo, tocarlo, acariciarlo me fastidia porque sé que en cualquier momento se puede ir. Eso me duele más que fastidia”.

Lo cierto es que, pese a varias complicaciones, Ingrid finalmente pudo conseguir un permiso especial para poder viajar desde Buenos Aires hasta su provincia natal y así poder estar al lado de Eduardo, su padre, en sus últimas horas de vida. 

El 24 de agosto logró que la dejaran viajar. Sin vuelos comerciales habilitados, emprendió el recorrido en auto acompañada por su novio, Martín Colantonio. Una vez allá, y antes de reencontrarse con su padre, tuvo que hacer la cuarentena obligatoria y esperar aislada en la chacra que posee su familia, ubicada en Los Helechos, en la selva misionera.

“Después de hacer la cuarentena, el domingo, los doctores me autorizaron a verlo. Fui y me miró con sus ojos enormes. Al día siguiente, a las 3 de la madrugada, se fue. Tenía Alzheimer y ya estaba en la etapa más cruel de la enfermedad. Ahora estamos todos en paz”, aseguró en diálogo con La Nación.

La modelo reconoció haberse sentido aliviada después de haber visto a los ojos a su padre por última vez y poder darle un beso de despedida. “Aunque siempre tuve paz sobre la relación que tuve con mi papá, poder verlo nuevamente, después de tantos meses de cuarentena y en sus últimas horas de vida, realmente es tranquilizante. Y sobre todo poder estar apoyando a mi mamá en este momento”.

Como el rubro artístico está estancado y todo indica que va a ser uno de los últimos en volver a las actividades, Ingrid se quedará un tiempo en su tierra natal, acompañada de su madre y sus hermanas Ruth y Edith. Allí pasará sus días en la casa de campo en la que se crió y en las que tantas veces ayudó a su papá, quien era un importante productor de yerba mate. 

Puedes ver

El hombre que sorprendió a Macelo Tinelli con un tremendo gesto de fanatismo

El conductor quedó impactado por la decisión de este fan que pasó a visitarlo por su programa.

Hace años que trabaja en el medio y si bien sabe que hay mucha gente que lo admira y lo apoya en cada uno de sus proyectos, a Marcelo Tinelli le cuesta creer lo que algunos son capaces de hacer con todo ese cariño.

Esta semana, por ejemplo, en uno de los cortes de la grabación de ‘La Academia’, se tomó unos minutos para hablar con la gente que había ido al estudio, sacarse algunas fotos y conocerlos más. Ahí fue cuando se cruzó con alguien que lo dejó verdaderamente impactado.

Se trata de un hombre que decidió tatuarse la cara de Tinelli en el omóplato. EN las redes sociales, Marcelo subió imágenes y hasta la reacción de Guillermina Valdés, que al verlo no pudo disimular su sorpresa: «Es demasiado», sostuvo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *