lunes, 14 de junio de 2021

Fernando Burlando y una denuncia contra la serie de Sandro: “Lucraron con la memoria de su primera pareja”

El prestigioso abogado lleva adelante una acción judicial por daños y perjuicios contra la biopic que retrató la vida del astro de la música, que se emitió hace dos años por Telefe.

En medio del revuelo por la serie que retrata la vida de Diego Maradona, Sueño Bendito, otra biopic está en el ojo de la tormenta. Se trata de Sandro de América, la ficción sobre Roberto Sánchez, Sandro para todos, que se emitió con gran éxito hace dos años por la pantalla de Telefe. Creada por Adrián Caetano, se basó en la biografía que la reconocida periodista Graciela Guiñazú hizo del Gitano.

Cuando la historia salió al aire estuvo envuelta de polémicas porque se dijo que el guión fue supervisado por María Elena Fresta, una de las parejas del cantante, y que las otras mujeres que formaron parte de la vida de Sandro quedaron “mal paradas” en la ficción. En aquel entonces, Teleshow adelantó la información sobre el enojo de la familia de Julia Visciani, quien fuera novia del artista entre 1969 y 1982 -en su momento circularon rumores de casamiento, pero fue una unión vía México sin validez legal-. La queja vino de parte de Silvia Julia Camerucci, la hija de Julia, quien se indignó al ver cómo estaba representada su madre en la serie. En ese momento, ella dijo: “Han representado de manera errónea, peyorativa, agresiva e intimidante a mi madre y así han vulnerado el derecho a la intimidad, el honor y la privacidad de su memoria”.

Pasaron dos años y ahora la causa avanza y es el Dr. Fernando Burlando quien representa a Camerucci en esta demanda. “Hace un tiempo vino Silvia Camerucci a contarnos que la memoria de su madre había sido mancillada en la serie sobre Sandro y que ella quería que la productora se hiciera cargo de cómo hicieron quedar a su mamá. La demanda es por daños y prejuicios, y apunta directamente al rol de villana que le otorgaron a Julia Visciani, interpretada por Isabel Macedo, algo absolutamente falso en la historia real de amor que vivieron ella y Sandro”.

Burlando aclaró que la demanda es “contra la productora The Magic Eye y contra Telefe Films, además de Telefe como canal emisor”. Según su testimonio, “lucraron con la memoria” de Julia, y el lugar que le dieron en la serie “es muy ingrato”. Además, señaló que los capítulos en los que aparece su personaje (del tres al seis) fueron “los más exitosos” en cuanto al rating. El episodio tres promedió 15,8 puntos; mientras que el cuatro hizo 16,4; el cinco 15,2; y el seis -cuando se muestra el final de la relación entre Sandro y Julia- fue el más alto de la serie, con 16,9.

En su momento la hija de Julia pidió un derecho a réplica para defender la memoria de su madre y para que se “rectifique la personificación desagradable, errónea y maliciosa” que se hizo de ella. Pero eso nunca pasó y por lo tanto presentó la demanda.

El reconocido abogado está “muy contento” con el avance en las diligencias judiciales por la demanda por daños perjuicios que fue presentada y confía en que habrá un fallo a favor de la familia de Visciani, que siente que la figura de Julia se usó “solamente para hacer rating y ganar dinero”. A dos años del estreno de la serie, la historia de Sandro vuelve a ser noticia y reaviva el escándalo sobre la vida del astro de la música.

Puedes ver

La apuraron y no supo qué decir: la reacción de Jujuy Jimenez cuando le preguntaron por su relación con un polista

La modelo intentó explicar la relación que la unía a un tal ‘Bautista’ pero terminó enredándose en su explicación y De Brito la mandó al muere: “Estás mintiendo de acá a la China”.

Soltera desde hace un tiempo y, según dice, ‘con ganas de seguir así’, Jujuy disfruta su tiempo sin mirar hacia el costado. El fin de semana, por ejemplo, armó plan con su grupo de amigos pero implicada en rumores de romance con un tal ‘Bautista’.

Aprovechando su lugar como ‘Angelita de reemplazo’, en LAM le consultaron por el misterioso caballero y ella se rió. “La verdad es que no estoy de novia, no entiendo eso de poner rótulos por el sólo hecho de reunirte con amigos”.

Sus compañeras no le creyeron y la apuraron un poco, para que contara si es o no polista. “No es polista, juega al polo y ama los caballos pero no… trabaja en un campito”. Este comenta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *