sábado, 17 de abril de 2021

El ahorro millonario de Corrientes por fabricar un medicamento para tratar adicciones

La producción local la lleva a delante un laboratorio del Gobierno y permitirá al Estado un ahorro millonario. Cómo se llama y cómo comenzó la producción.

La provincia de Corrientes  fabricó 125.000 comprimidos de una droga llamada Carbamacepina y que es clave para el tratamiento de pacientes con consumos problemáticos, principalmente en casos de adicción al alcohol, informó este miércoles el Gobierno.

Se trata de un desarrollo de la Planta de Medicamentos de Corrientes (Plamecor) que depende del Ministerio de Salud Pública de la provincia, cuyo titular, Ricardo Cardozo, destacó que “la producción de este nuevo medicamento demuestra la gran capacidad que tiene nuestra planta y el recurso humano capacitado con el que cuenta”.

Plamecor además, produce un sinfín de medicamentos y con la pandemia por Covid-19, incluso sumó la producción masiva de alcohol 70°, soluciones desinfectantes y la Ivermectina, con la cual está prosperando un estudio científico.

“El contexto inflacionario en la Argentina hizo que el costo de la Carbamacepina aumente exponencialmente, lo que  impulsó la decisión del gobernador Gustavo Valdés de encarar este nuevo desafío y fabricarla en Corrientes”, indicó la cartera sanitaria provincial.

Se trata de un psicotrópico muy utilizado en pacientes que convulsionan o que tienen Epilepsia, con uso en la recuperación de adictos, sobre todo en casos de alcoholismo. “En ese punto Salud Pública trabaja muchísimo y  ahora se está entregando esta medicación en todos los hospitales”, dijo el director de la Plamecor, Andrés Guglielmone.

Así, la planta correntina fabricó 125.000 comprimidos de 200 miligramos, con lo que se abastecerá por tres meses a todos los pacientes y permitirá al estado provincial un ahorro de más de 15.000.000 de pesos.

Puedes ver

Vacuna y escándalo: habló la modelo acusada de falsificar datos para inmunizarse

Delmonte se consideró como “víctima de una persecución”.

Luego del escándalo desatado en torno a inmunización de un modelo de 24 años, Antonella Delmonte desestimó las acusaciones que recaen en su contra, ya que alegó que no falsificó ningún documento para acceder a la vacuna.

Hace unos días, el Gobierno bonaerense denunció penalmente a Delmonte, puesto que habría mentido en el registro para aplicarse la vacuna al afirmar que era personal de salud, según sostiene el escrito.

Sin embargo, la modelo expresó no haber “engañado al sistema”, en medio del escándalo que se generó luego de que haya recibido el inmunizante contra el coronavirus. En ese sentido, Delmonte desmintió cualquier

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *