lunes, 14 de junio de 2021

Australia: unas 18 mil personas fueron evacuadas en medio de las peores inundaciones en 50 años

Esta zona ya padeció feroces incendios y una cruda sequía.

Más de 900 milímetros de lluvia cayeron en la zona este de Australia en los últimos 6 días. Estas precipitaciones provocaron las peores inundaciones que el país oceánico padeció en más de 50 años. Como consecuencia, unas 18 mil personas fueron evacuadas por las autoridades. 

Algunas de las zonas que sufrieron inundaciones son las mismas que también padecieron los mortíferos incendios forestales registrados entre 2019 y 2020, que fueron considerados los más largos y más trágicos de la historia de Australia. También esta región fue víctima de una atroz sequía.

Las autoridades de Nueva Gales desplegaron equipos de evacuación en las zonas afectadas.

“No sé de ningún momento en la historia de nuestro estado en el que hayamos tenido este tipo de condiciones meteorológicas extremas en una sucesión tan rápida de tiempo y en medio de una pandemia”, declaró Gladys Berejiklian, la gobernadora del estado de Nueva Gales del Sur, la zona más afectada del país oceánico. “Nos estamos preparando para una semana muy difícil”, lamentó. 

38 localidades fueron declaradas zonas de desastre natural después de que las torrenciales precipitaciones inundaran residencias y rutas. Además, unas 200 escuelas tuvieron que cerrar. De las 18 mil personas evacuadas, unas 15 mil viven en la costa norte central del estado de Nueva Gales y otras 3 mil habitan en los barrios al oeste de Sidney, la capital estatal. No obstante, aún no se registraron fallecidos.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, puso el Ejército a disposición de los Gobiernos regionales si estos lo solicitasen. “Tenemos helicópteros listos y otras cosas para apoyar en la búsqueda y rescate”, indicó el premier, al tiempo que anunció que el Gobierno central brindará asistencia financiera a quienes padecieron esta catástrofe.

Puedes ver

Terminó la cumbre de G7 con acuerdo sobre vacunas, China e impuestos a las corporaciones

Vacunar al mundo contra el coronavirus, refrendar un impuesto a los conglomerados empresarios y combatir el cambio climático, son algunas de las promesas realizadas por los líderes que encabezaron la cumbre, en medio de cuestionamientos de que los compromisos adoptados son insuficientes.

Los líderes del Grupo de los Siete (G7) prometieron este domingo donar 1.000 millones de dosis de vacunas del coronavirus a países de menores recursos y redoblar la lucha contra el cambio climático, refrendaron un impuesto mínimo universal a las grandes corporaciones y acordaron hacer frente a prácticas económicas “antimercado” de China.

Boris Johnson

El primer ministro británico, Boris Johnson, anfitrión de la cumbre de tres días del G7en el suroeste de Inglaterra, elogió el “fantástico grado de armonía” logrado entre el presidente de Estados Uni

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *