martes, 27 de febrero de 2024

Alberto descartó nuevas expropiaciones y desmintió los rumores por Sancor: «no está en la mira»

Como anticipó LPO, el presidente confirmó que la intervención a Vicentín fue para evitar la compra por parte de una firma transnacional.

Luego del ruido generado por la intervención a Vicentín, el presidente Alberto Fernández salió a acallar rumores de posibles nuevas expropiaciones y se refirió puntualmente al caso Sancor, la cooperativa láctea que está en crisis hace años.

«Sancor no está en la mira. Un Estado puede ayudar a una empresa de mil modos. Expropiar es la más absoluta excepcionalidad. No está en la cabeza de ninguno de nosotros andar expropiando empresas», aseguró.

En ese sentido, señaló que no le da vergüenza decir que es un hombre que «cree en el capitalismo» y que «el Estado no se puede hacer cargo de todas las empresas privadas».

A su vez, diferenció el caso de otros ejemplos de expropiación «donde el Estado pone un político al frente». «Quien va a administrar el fondo es una empresa mixta, como lo es YPF», a la cual dijo que tiene «el rigor de una empresa que cotiza en Nueva York».

Por otro lado, justificó la decisión en la situación de «quiebra» y «vaciamiento» de la cerealera. «No estamos expropiando una empresa próspera, estamos expropiando una empresa en quiebra. Si estuviera funcionando normalmente, no hubiéramos pensado nada de esto por eso me gusta hablar del rescate de Vicentín», dijo.

«Hubo un festival de préstamos para la empresa, y lo único que la empresa dejó fue un desbande económico. Para nada tenemos la política de quedarnos con las empresas privadas, esencialmente porque no creo en eso», agregó.

No obstante, como anticipó LPO, el presidente confirmó que el principal motivo para avanzar en la intervención de Vicentín fue el riesgo del ingreso de un grupo transnacional.

«Nos parecía que era un problema que iba a terminar resolviéndose con una compra a bajo precio de parte de alguna transnacional, algo que no nos gustaba. El Estado debe garantizar la presencia de una empresa de capitales nacionales. Si va a la quiebra seguramente quedaría en manos transnacionales, porque todo lo que la empresa hace es importante estratégicamente», destacó. 

Puedes ver

Todo el país debate el costo de boleto del transporte urbano

El combo de quita de subsidios nacionales, devaluación, inflación y aumentos salariales cambia todos los días los costos de funcionamiento de las empresas y eso abre la discusión sobre el precio de los pasajes en colectivos del interior argentino.

En el contexto de la política de quita de subsidios que instrumenta el Gobierno Nacional, en las provincias se discute si se puede o no llevar el boleto a $1.600 en Misiones o, como en Salta donde el Estado modera el debate y se aspira a fijar un pasaje inicial de $509.

Desde el lunes, en el Área Metropolitana de Buenos Aires comienza la política de aumentos, pero sus habitantes todavía siguen siendo privilegiados ya que desde mañana el boleto mínimo de colectivos valdrá $76,92 para recorrido de entre cero y tres kilómetros. El tramo de tres a seis subirá a $85,69; el de 6 a 12 a $92,28; para los viajes de 12 a 27 km, $98,89, y para los de más de 27 km, $105,45. El dato sobresaliente es que los aumentos s

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *